Opinión: Shirukuni vol.1 El resurgir de la sangre por M. H. Isern

Antes que comiences la lectura, has de saber que lo que aquí está escrito es una opinión personal sobre la experiencia que me significó leer Shirukuni vol, 1 El resurgir de la sangre de M. H. Isern. No es, ni intenta ser en ningún caso algún tipo de reseña literaria al respecto.

 

Voy a partir hablando de mi persona como lector asociado al mundo de Shirukuni. Mi acercamiento a la cultura japonesa, como muchos quizás, reside primordialmente en mi consumo de mangas y novelas ligeras (y animé), en ese sentido, mis principales gustos van asociados a Death Note, Samurai X, Inuyasha, Detective Conan, Sword Art online, Steins Gate, entre varios otros. Un gusto variado y siempre fascinado por todo lo referente a la mitología, leyenda y estilo de vida tan característico de la cultura oriental.

Por tanto, nunca había leído una novela ambientada en un Japón feudal que tratara, como su misma autora lo caracteriza, de “espada y brujería”. Sí que antes de sumergirme en Shirukuni leí los relatos publicados con antelación por la autora. Por ello, ya me había enamorado la forma en que escribía y su estilo tan particular.

En cuanto la novela Shirukuni, puedo decir, que me fascinó desde un principio. Si bien, la presentación de tan variado repertorio de personajes se me complicó un poco al inicio, a medida que pasaban los capítulos terminé por familiarizarme bien con todos ellos y entre quienes transcurrían los hechos. Logrando conocer las múltiples facetas y capas que componía cada personaje tan humano como la vida misma. Un aspecto que me gustó mucho fue poder reconocer claramente las voces de cada personaje, y que tuvieran una historia personal tan rica y real, junto a un especial modo de ser, de sentir y de pensar fácilmente reconocible, realmente maravilloso.

Así entonces, la autora guía al lector de la mano, para poder recibir información que a veces no resulta tan clara, pero que después es develada con todas sus luces y sombras ante la sucesión de ciertos acontecimientos, pero que en suma, es un viaje que involucra, al menos en mi caso, una  intensa experiencia emocional, pasando a reír, enojarme y hasta afligirme y llorar en ciertos momentos donde la emoción me sobrecogía sin poder hacer más.

En la etapa final, a la antesala del último capítulo decidí pausar la lectura, porque no quería despedirme de todos esos personajes que me habían hecho vivir una aventura tan divertida y colorida, muy bien sentía que a pesar de haber consumido tan diversas fuentes de manga, novela ligera y animé, lo que tenía frente a mis ojos tenía un poco de todo y mucho más, sí. Esa cuota maravillosa de originalidad, el estilo único de la pluma de la autora, eran lo que más me animaba a avanzar, junto por supuesto, a una historia tan perfectamente narrada e hilada que me hacía seguir pasando página una y otra vez (hasta que me detuve de golpe en el último capítulo claro).

Así, al finalizar y cerrar el libro quedé con un sentimiento de satisfacción, por la nueva información que se entregaba en los epílogos y venía muy bien a complementar lo ya leído, y junto con ello, la necesidad de más, sí, necesidad, curiosidad, deseos gigantes de continuar la historia, que se dará continuación en Shirukuni volumen 2. Por lo que, no puedo más que decir que seré de los primeros en tener una copia de esa reliquia en forma de historia y seguir la aventura junto a los personajes que M.H. Isern ha creado para sus lectores.

Si te gustó !Comparte!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*